Champú de Ortigas ANTICAIDA

La verdad es que, si estuvieramos hablando de jamón en lugar de jabón, diría que este es un champú pata negra. Tiene una elaboración metódica, pero sobre todo larga. Flores de caléndula se pasan tres meses macerando en aceite de oliva virgen extra esperando el momento de ser utilizadas, igual proceso sufren las ortigas y, si hay disponible, la stevía. Se infusiona el abrótano macho y tiene mucha relevancia el hipérico. Es un champú ideal para conseguir un cabello brillante, fuerte, elástico... cobra nueva vida y vigor y desde luego es un auténtico champú ANTICAIDA, el cabello se regenera y con el uso habitual se espesa y revitaliza. 
Apto para todo tipo de cabellos, una vez que se ha utilizado un par de semanas es difícil prescindir de él. Cuando digo que es anticaida, y además un excelente anticaída, no quiero suponer con eso que un alopécico prematuro de herencia no vaya a perder el pelo, cosa a la que está predestinado sí o sí, independientemente del dinero que esté dispuesto a gastarse y de las clínicas que decida visitar para que le den esperanzas. Si hubiera diseñado un champú que le devolviera el pelo a los calvos me harían un monumento en una plaza con mi nombre. No quiero levantarle a nadie falsas expectativas. Qué es un champú excelente, sí. Que ayuda a conservar el cabello y disminuye la caída, también. Que el pelo se vuelve más vigoroso y sano, sin duda ninguna. Pero hasta ahí. Es un tratamiento anticaída tan bueno como cualquier otro que se precie, y se nota, y funciona...pero milagros, milagros, no hace.


jaboneslacajitademadera@gmail.com
Tfnos: 685805140 - 626738793

1 comentario:

  1. Hola Mar!!! Soy Mª José (Valencia) y después de varias semanas utilizando este champú (junto con el de neem que me recomendaste) puedo afirmar que estoy e-n-c-a-n-t-a-da. ¿Recuerdas que te comenté lo mucho que me caía el pelo y lo preocupada que estaba? Pues ha dejado totalmente de caerme, estoy que alucino en colores. Aparte, ya no uso acondicionadores, mascarillas, etc., con químicos, sino que utilizo vinagre de manzana como suavizante y aceite de argán o de oliva como mascarilla. Mi pelo estaba asfixiado (había probado de todo) y ahora ya respira el pobrecico. Muchísimas gracias Mar, no puedo decirte más. Tenías toda la razón, es un jabón 'pata negra'. Besos.

    ResponderEliminar